Home < Diócesis < Al ritmo del baile el Colegio Santa Cruz se prepara para acoger al Papa

Al ritmo del baile el Colegio Santa Cruz se prepara para acoger al Papa

La idea es “empapar” a todo el Colegio Santa Cruz de Freire para la próxima Visita Apostólica del Papa Francisco, y así ponerse en sintonía con su mensaje de paz y con la alegría del Evangelio. Y qué mejor forma de hacerlo que bailando el himno oficial “Mi Paz les doy”. ¿Una monja bailando? Puede sorprender a algunos, pero no a todos, porque es algo habitual para esta comunidad escolar de la Diócesis de Villarrica, donde sus 500 alumnos desde pre-kinder a cuarto medio son entusiasmados por la misma directora. Se trata de la hermana Paula María Palacios, religiosa de la congregación Maestras de la Santa Cruz, pedagoga y profesora de baile, dones que no se ha guardado para ella, sino que los comparte y contagia para servir al Señor.

“El Team Santa Cruz es un grupo de estudiantes y docentes que fue creado para motivar todo evento religioso o actividades escolares. Los alumnos nos identifican, y el grupo motiva con diferentes bailes y ritmos musicales”, explica la hermana, quien asegura que estar involucrada es un modo de conducir a la comunidad educativa. “Yo, como parte de este Team, no solo puedo dar la iniciativa, sino que tengo que predicar con el ejemplo, para liderar hay que convertirse en líder, hay que guiar y llevar a las personas hacia los objetivos que se quieren lograr, y nuestro objetivo va a ser siempre Jesús y su Reino”, comenta entusiasmada.

Por eso, junto a fray Rodrigo Aguilar, capellán del colegio, convocaron a una competencia para que cada curso del colegio grabe una coreografía acompañando las palabras de la canción papal interpretada por Américo. Y fue la propia sor Paula María quien dio el primer ejemplo: junto a tres alumnos registraron en video una danza muy festiva y la subieron a la red.

“Es un concurso al interior del colegio, estamos buscando la forma en que será premiado el curso ganador, pero de todos modos queremos que después expongan públicamente el baile”, afirma fray Rodrigo.

El Colegio Santa Cruz de Freire no solo recibe niños católicos, sino también evangélicos, mapuches o de otra índole religiosa y, según su directora, eso es un gran aporte para la comunidad escolar. “A través del baile y del proyecto educativo se da un camino de encuentro y riqueza espiritual para todos, más ahora que nos visita el Santo Padre, porque el Papa no viene solo a un sector de la sociedad o a un grupo de personas, sino para entregar un mensaje a todos, independientemente de cuáles sean nuestras creencias”, sostiene.

Un modo de evangelizar

Pero por muy interna que sea la actividad, el impacto del video en la red ha sido grande y se ha viralizado en distintas plataformas digitales, algo que la hermana Paula María toma como un modo de evangelización, pese a que sabe que ver a una monja bailando no deja de llamar la atención.

“El baile siempre ha sido una pasión para mí y agradezco la flexibilidad y apertura de mi Congregación en este aspecto, que me han permitido desarrollar esta habilidad al poder participar de academias para aprender un poco de zapateo americano (Tap), flamenco, u otras disciplinas que me han llevado también a la pasión de enseñar”, relata la docente y bailarina.

Dice que a sus estudiantes les encanta compartir el baile, que lo pasan muy bien y aprenden juntos. “Es increíble lo que se puede lograr, transformar y acompañar los procesos de los niños y jóvenes a través de la danza, pues es una herramienta potente y liberadora. Me siento realmente feliz si puedo aportar en esta experiencia”, responde tras salir de la misa vespertina junto a su comunidad.