Home < Diócesis < Columna de Mons. Stegmeier: San José, un modelo a seguir

Columna de Mons. Stegmeier: San José, un modelo a seguir

Hermanos en Jesucristo:

El Papa Francisco declaró este año como el año de San José. La Carta “Con corazón de padre” es una reflexión que ayuda a comprender mejor quién fue él siguiendo los textos bíblicos y así crecer en amor a San José, pedir su intercesión e imitar sus virtudes.

El Papa destaca a San José como padre bajo siete aspectos:

  1. Padre amado: “La grandeza de San José consiste en el hecho de que fue el esposo de María y el padre de Jesús”. Sabemos que no es el padre biológico de Jesús, pero fue verdadero padre de Él, representando en la tierra al Padre del cielo. Por eso San José ejerce una paternidad también para con nosotros, los cristianos. A él se le aplican las palabras: “Vayan donde José y hagan lo que él les diga” (Gn 41,55). Por eso, “es un padre que siempre ha sido amado por el pueblo cristiano”.
  2. Padre en la ternura: San José pasó por muchas dificultades permitidas por Dios. En ellas pudo experimentar la providencia y la ternura de Dios Padre. “La historia de la salvación se cumple creyendo «contra toda esperanza» (Rm 4,18) a través de nuestras debilidades”. Somos débiles y por eso hemos de poner nuestra confianza en la ternura del Padre, de la que fue reflejo San José.
  3. Padre en la obediencia: San José es ejemplo de fidelidad a la enseñanza de la Palabra de Dios y a las concretas manifestaciones de la voluntad divina. Siempre escuchó la voz del Señor y, levantándose, hizo lo que se le pedía. Es admirable cómo San José fue obediente a Dios y, del mismo modo, Jesús fue obediente a San José.
  4. Padre en la acogida: San José acoge la Palabra de Dios y por eso acoge a María y al Niño Jesús en su casa. “Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer” (Mt 1,24).
  5. Padre de la valentía creativa: San José obedece de inmediato a la voluntad de Dios, pero tiene que ingeniárselas para ver cómo buscar solución a las dificultades y realizar en la concreción de la vida lo que el Señor le está pidiendo. Él tiene que “planear, inventar, encontrar”.
  6. Padre trabajador: “San José era un carpintero que trabajaba honestamente para asegurar el sustento de su familia”. Hay que “comprender el significado del trabajo que da dignidad y del que nuestro santo es un patrono ejemplar”.
  7. Padre en la sombra: San José es para Jesús “la sombra del Padre celestial en la tierra: lo auxilia, lo protege, no se aparta jamás de su lado para seguir sus pasos”. San José es un modelo de paternidad para todos quienes tienen alguna responsabilidad sobre las vidas de otras personas. En él se da la entrega por amor a los demás, ejerce la autoridad como servicio silencioso y abnegado.

+ Francisco Javier

Obispo de Villarrica