Home < Diócesis < Incendio destruye Parroquia de San Sebastián de Curarrehue

Incendio destruye Parroquia de San Sebastián de Curarrehue

Con profunda tristeza informamos que el templo parroquial de San Sebastián de Curarrehue, a cargo de los Padres Escolapios, resultó totalmente destruido a causa de un voraz incendio.

El hecho se registró cerca de la 1.30 horas de la madrugada de este lunes 10 de enero de 2022. Todavía se desconoce la causa del incendio que destruyó también las oficinas de la parroquia.

La comunidad de Padres Escolapios de Curarrehue señalaron que el hecho está siendo investigado por las autoridades competentes y que gracias a Dios no hay víctimas. Junto con lamentar profundamente lo sucedido, agradecieron la solidaridad y afecto que están recibiendo en estos difíciles momentos.

Mons. Francisco Javier Stegmeier, Obispo de Villarrica, llama a todos los fieles a “orar por la comunidad de Curarrehue y por los padres escolapios, que están muy afectados por este incendio, por toda la carga simbólica de este hermoso y emblemático templo”.

La iglesia San Sebastián de Curarrehue (en mapudungun: kura rewe ‘altar de piedra’) fue construida en 1953 por el Venerable Mons. Francisco Valdés Subercaseaux, conocido como “el Padre Pancho”.

En este templo patrimonial se inauguró la Ruta Patrimonial N° 61 creada por el Ministerio de Bienes Nacionales, en colaboración con la Fundación Fray Francisco Valdés Subercaseaux y que tiene como objetivo destacar y poner en valor el legado cultural, social y religioso del primer sacerdote chileno capuchino y obispo de Osorno.

(Noticia en desarrollo).

Actualización al 11 de enero de 2022:

Los Padres Escolapios agradecen todas las muestras de cercanía y afecto que han recibido de manera presencial, telefónica, y sobre todo espiritual. Asimismo:

  1. Informan que siguen las investigaciones para esclarecer el origen del incendio. Carabineros estuvo en el lugar y la Labocar está investigando el hecho que también ha quedado en manos de la Fiscalía.
  2. Alientan a los fieles a mirar el futuro con esperanza y que pese a haberse consumido el templo, no se ha quemado la fe de la comunidad.
  3. Los servicios religiosos y la atención pastoral continuarán. En breve comunicarán el lugar y los horarios.