Home < Mensaje del Obispo < Reflexión de Mons. Stegmeier: “Oremos por Chile”

Reflexión de Mons. Stegmeier: “Oremos por Chile”

Hermanos en Jesucristo:

 

Al finalizar el Mes de la Patria, la Iglesia ora por Chile. Dios providente ha querido regalarnos este hermoso país para que lo habitásemos y lo convirtiésemos con la oración y el trabajo “en la copia feliz del Edén”, como cantamos en el Himno Nacional.

 

Orar por Chile significa hacerlo por todos quienes vivimos aquí, pero de modo especial por quienes tienen autoridad. Así lo dice San Pablo: “Ante todo te ruego que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los constituidos en dignidad” (1 Tm 2,1-2a).

 

Debemos orar por el Presidente y su gobierno, por los legisladores y jueces,  por los alcaldes y funcionarios municipales, por los miembros de las Fuerzas Armadas, Carabineros, Policía de Investigaciones, Gendarmería y Bomberos, por los Rectores de Universidades y Directores de Establecimientos educacionales… Y así todos quienes tienen alguna autoridad.

 

También los padres de familia y los profesores deben ocupar un lugar importante en nuestra oración. Un padre y una madre son de algún modo las primeras autoridades que con su sabiduría, prudencia y amor forman desde la niñez a quienes serán después los encargados de continuar construyendo la Patria terrena como antesala de la Patria eterna. Algo parecido pasa con los profesores, en cuyas manos se confía la educación de niños y jóvenes.

 

Si todas las autoridades fuesen virtuosas, incluyendo la virtud de la religión, entonces podremos gozar “de vida tranquila y apacible con toda piedad y dignidad”(1 Tm 2,2b) y alcanzaremos concordia, justicia, paz y prosperidad.

 

San Pablo termina diciendo que el Señor “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad (1 Tm 2,4). La finalidad de la vida en sociedad en la tierra es participar algún día de la comunión de los santos en el Cielo.

 

A la Virgen del Carmen, Madre y Reina de Chile, pedimos que interceda por la Patria ante su Hijo Jesucristo, Señor de la historia y Rey del Universo.

+Mons. Francisco Javier Stegmeier.

Obispo de Villarrica.