Home < Diócesis < Fin de semanas pastoral en nuestra Diócesis

Fin de semanas pastoral en nuestra Diócesis

El fin de semana del sábado 25 y domingo 26 de mayo se desarrollaron diversas e importantes actividades pastorales en nuestra Diócesis, que son signo de la acción de Dios en medio nuestro:

  • Peregrinación de las reliquias de Santa Mariam de Jesús Crucificado a Villarrica: El sábado 25, llegaron desde Puerto Montt a la “Ciudad de María” las reliquias de esta santa carmelita, las cuales, fueron recibidas por monseñor Stegmeier, en el obispado, donde se realizó un momento de oración y veneración; posteriormente fueron recibidas por los catequistas de la Diócesis, que se encontraban reunidos en el colegio Sagrado Corazón de Jesús – Humanidades, ahí se realizó una meditación de la vida de Santa Mariam y se celebró la Santa Misa. Luego, se dirigieron a la capilla Virgen del Carmen y a la parroquia San Francisco de Villarrica.
  • Encuentro Diocesano de Catequistas y celebración de 50 años del instituto de Catequesis: En el colegio Sagrado Corazón de Jesús de Villarrica se realizó este encuentro diocesano, contando con una nutrida delegación de catequistas, que meditaron sobre su quehacer de evangelizadores, compartieron testimonios de fe y de la catequesis, celebraron la Santa Misa y tuvieron un compartir fraternal. Agradecemos la gran labor que realizan estos hermanos en la propagación y enseñanza de la fe.
  • Visita comisión diocesana de Pastoral Juvenil a parroquia de Vilcún: El sábado 25, la comisión diocesana de la Pastoral Juvenil se reunió con los jóvenes de la comunidad parroquial y su párroco para preparar la escuela de invierno que se realizará en dicha parroquia, durante el mes de Julio.
  • Fin de semana de Encuentro Matrimonial en la parroquia San Francisco de Villarrica: Donde los matrimonios compartieron instancias de oración, reflexión, formación, comidas, para fortalecer el vínculo sagrado y celebrar el don del matrimonio.
  • Día del patrimonio cultural en parroquia San Francisco de Licanray: Uniéndose a todo Chile, la parroquia de Licanray organizó una muestra histórica – cultural de sus 108 años de vida.