Home < Internacional < Histórica renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús

Histórica renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús

30 de junio de 2019 (Por ACI Prensa)

Más de 12 mil personas se reunieron en el Cerro de los Ángeles, en Getafe, para participar en la celebración de la renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, que comenzó con la celebración de una Misa presidida por el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, quien afirmó: “Sagrado Corazón de Jesús, en Ti ponemos nuestra vida y la de España”.

Con el Cardenal concelebraron la Misa Mons. Ginés García Beltrán, Obispo de Getafe; el Nuncio de la Santa Sede en España, Mons. Renzo Frattini; el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, y otros 20 obispos.

Mons. Ginés García Beltrán agradeció la numerosa presencia de fieles y recordó que durante este año jubilar que la Santa Sede concedió a la Diócesis de Getafe con motivo del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús “un verdadero rio de gracia se está derramando en este lugar” y destacó que han sido “miles” los peregrinos que se han acercado hasta el santuario del Cerro de los Ángeles “buscando el encuentro con el Señor”.

“La imagen del Corazón de Jesús abre los brazos para acoger a todos, el abrazo del amor de Dios a la humanidad, creada a imagen de Dios pero herida del pecado”, aseguró el Obispo de Getafe.

Por eso recordó que “la historia de estos 100 años no ha sido fácil, muchas cosas han cambiado, otras las hemos destruido pero siempre permanece el amor de Dios que representa el corazón de Cristo”.

Este centenario es “un acontecimiento renovador y misionero, por eso nos volvemos a Él para aprender la lógica de su Corazón porque el momento presente requiere evangelizar desde el corazón”, destacó.

“La celebración de este año jubilar es la invitación de seguir transmitiendo a los niños y jóvenes el amor y devoción al Sagrado Corazón de Jesús, enseñarles que hay alguien que los ama mas allá de sus pecados o debilidades, es darles la llave de la dicha y la felicidad”, afirmó Mons. García Beltrán.

También aseguró que la renovación de la consagración un “acto de confianza” que es “volver a decir desde lo más profundo de nuestro ser: ‘Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío’”.

El Nuncio en España, Mons. Renzo Frattini, leyó un mensaje enviado por el Papa Francisco en el que animó a ser “testigos de la presencia viva de Cristo en medio de nuestro mundo, de modo que pueda ser conocido y amado y reinar en el corazón de los hombres, los hogares, los diferentes ámbitos de la sociedad”.

Celebración de la Misa

Durante la homilía, el Cardenal Osoro aseguró que “el Corazón de Cristo nos muestra la realidad de Dios y la del hombre y que desea vivir en Verdad y no negociar con la Verdad, sin  acomodarse a las circunstancias”.

“Qué grande es este Dios que sale a nuestro encuentro, que habla nuestro lenguaje y comparte nuestras preocupaciones”, aseguró y recordó que “somos el pueblo de Dios y este pueblo que camina en España quiere renovar y consagrar España una vez mas al Corazón de Jesús”.

Además, el Cardenal destacó que la Palabra de Dios “nos hace tres preguntas y nos pide tres compromisos cuando el pueblo de Dios hace la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús”.

La primera de estas preguntas, según el Purpurado es “¿quien es mi prójimo?” que se concreta en el compromiso “de vivir con un corazón grande y nuevo” y animó a pedirle al Señor “tener un corazón a la medida del suyo”.

La segunda pregunta es “¿cómo demostrar el amor?” que se manifiesta en “el compromiso de vivir con un corazón apasionado por la libertad”.

El Cardenal Osoro destacó que “el amor hay que demostrarlo cara a cara, es imprescindible para el ser humanos y no mostrar amor por intereses personales”.

La tercera pregunta es “¿cómo ser testigos del amor más grande? O el compromiso de vivir la misión a la intemperie en los caminos reales donde transitan los hombres”.

“En la ruptura y los enfrentamientos hay que poner el amor incondicional”, aseguró y subrayó que “Él ha venido a traer la paz y la reconciliación quiere hacer de este mundo una gran familia y nos convoca hoy, en el Cerro de los Ángeles a hacer esta gran familia con el amor de Dios”.

“Ser testigos del amor del Señor en todas las circunstancias es la gran misión que el Señor nos regala en este día que hacemos la renovación de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús como pueblo”, dijo el Cardenal Osoro durante la homilía.

El Arzobispo de Madrid también aseguró que “el Señor que nos ha hablado se hace presente entre nosotros en el misterio de la Eucaristía. Acojamos su presencia, hagamos el compromiso de acercar nuestra vida a su amor, a esa fuerza que da presente y futuro”.

“Un amor para todos, un amor que regala libertad, un amor que hace presente su vida en medio de todos los caminos de los hombres, escuchando a todos e invitando a todos a participar, como decía san Pablo VI para la construcción de la civilización del amor”.

“Percibid cómo el Señor nos dice: “Sígueme”. Pero también descubramos la necesidad de decirle: “Te seguiré como tu quieres”. Y el señor nos dice, tanto en un caso como otro, que sea para manifestar su amor a todos los hombres. Sagrado Corazón de Jesús, en Ti ponemos nuestra vida y la de España, cuídanos y haznos hermanos, que sintamos la necesidad de amar, de pedirnos perdón y de perdonar”, afirmó.

La renovación de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús y la celebración de un año jubilar para la diócesis de Getafe (España) tiene su origen el primer centenario de la consagración de España que realizó el 30 de mayo de 1919 el Rey Alfonso XIII en el Cerro de los Ángeles donde se encuentra el santuario del Sagrado Corazón de Jesús.

Con motivo de este centenario, la Santa Sede concedió a la Diócesis de Getafe un Año Jubilar que comenzó el 2 de diciembre de 2018 y que culminará el 24 de noviembre.

-.

A continuación compartimos el mensaje de Mons. Ginés García Beltrán en la Eucaristía de Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles.