Home < Nacional < Orientaciones al Pueblo de Dios para el ejercicio del servicio en la Iglesia

Orientaciones al Pueblo de Dios para el ejercicio del servicio en la Iglesia

El documento “Integridad en el Servicio Eclesial” tiene como origen el compromiso asumido por obispos y administradores en el marco de la 116ª asamblea plenaria extraordinaria desarrollada en agosto de 2018. En su mensaje conclusivo, el episcopado chileno encarga la elaboración de este texto al Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento a Víctimas, de la Conferencia Episcopal de Chile.

El documento contiene diversas orientaciones destinadas al Pueblo de Dios que sirve a la Iglesia católica en Chile, conformado por todos los bautizados y bautizadas. Estas orientaciones se fundan en la necesidad de establecer parámetros de servicio pastoral, que faciliten que toda persona que busque encontrarse con el Señor en la vida, disponga de ambientes donde ello sea posible, y donde esté asegurado el respeto de la dignidad de cada persona.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, obispo Santiago Silva Retamales, valoró el trabajo realizado en la elaboración de este texto, destacando, entre otras cosas, “el proceso de amplia participación eclesial que suscitó la elaboración del presente documento, y que es reflejo de la relevancia que cobra en nuestra misión evangelizadora”. Cabe destacar que este documento fue trabajado a través de una metodología participativa y de consulta que convocó a 600 consagrados, 62 integrantes de consejos diocesanos de Prevención y 950 laicos.

Más que una novedad en el servicio pastoral, estas orientaciones son consecuencia del sentido mismo de la vocación y misión que hemos recibido. El concepto “integridad” presente en el título y articulación de este documento apunta a la forma en que cada persona busca ser coherente con la condición de ser discípulo del Señor. El texto que está disponible en una versión digital interactiva, consiste en conjunto de orientaciones que han de observar los obispos, sacerdotes, diáconos, el personal consagrado, laicos y laicas, todos quienes ejercen un servicio pastoral en Chile, voluntario o remunerado, recibido por encargo del respectivo responsable de la comunidad.

– Para conocer más sobre este documento, lee la entrevista a la directora del Departamento de Prevención de Abusos de la CECh, Pilar Ramírez.

– Lee y descarga el documento completo en http://www.iglesia.cl/prevenirabusos/ise/.

Fuente: Comunicaciones CECh

CECh, 22-07-2020